logo imtra

CONSENTIMIENTO INFORMADO

DATOS DEL PACIENTE :
Apellidos : Nombre :
Núm. DNI : Fecha Nac. : Sexo : Domicilio : Población :

 PROTESIS DE CADERA

INFORMACION GENERAL

Además de la información oral facilitada sobre su proceso, debe recordar que el propósito principal de la intervención consiste en aliviar el dolor e intentar mejorar la función articular.

EN QUE CONSISTE LA PROTESIS DE CADERA

La intervención consiste en la implantación de una prótesis metálica, para mantener la movilidad de la articulación después de la extirpación de la cadera enferma o tras el fracaso de osteosintesis en Fractura de cadera. Se realiza con una instrumentación específica para tallar el hueso y poder recibir el implante. Esta técnica está muy sistematizada y se emplea desde hace más de treinta años. El sistema de fijación puede ser con o sin la utilización de cemento dependiendo de las circunstancias del paciente y puede ser prótesis total (sustituyendo cotilo y vástago femoral) o parcial (respetando el cotilo del paciente, implantado solo vástago y cabeza).
La intervención precisa de anestesia general o raquídea, que será valorada por el Servicio de Anestesia. Tras la intervención puede ser que pase a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para control postoperatorio, en ese caso deben dejar la habitación de hospitalización libre (retirando todos los enseres).

RIESGOS DE LA PROTESIS DE CADERA

Toda intervención quirúrgica, tanto por la propia técnica operatoria como por la situación vital de cada paciente (diabetes, cardiopatía, hipertensión, edad avanzada, anemia, obesidad,...) lleva implícitas una serie de complicaciones comunes y potencialmente serias que podrían requerir tratamientos complementarios, tanto médicos como quirúrgicos, así como un mínimo porcentaje de mortalidad.
Como  complicaciones específicas han sido descritas:

  1. Hematoma superficial o profundo con formación de seroma, que con frecuencia drena por la herida quirúrgica.
  2. Infección superficial o profunda.
  3. Trombosis venosa profunda o tromboembolismo.
  4. Lesión de vasos o nervios adyacentes.
  5. Luxación de la prótesis.
  6. Cambios en la longitud de la pierna intervenida.
  7. Dolor residual en el muslo.
  8. Rigidez articular.
  9. Aflojamiento o desgaste de los componentes que en algunos casos precisan un recambio de la prótesis.
  10. Osificaciones periprotésicas.
  11. Fractura del hueso durante la intervención o posteriormente por traumatismo.
  12. Cojera por insuficiencia muscular o por otras causas.
  13. Menos frecuentemente pueden presentarse complicaciones cardiopulmonares, gastrointestinales, urológicas y confusión mental postoperatoria, sobre todo en enfermos de edad avanzada.

Con cierta frecuencia es  necesaria la transfusión de sangre, que será valorada por el Servicio de Hemoterapia.
Si en el momento del acto quirúrgico surgiera algún imprevisto, el equipo médico podrá variar la técnica quirúrgica programada.
Ningún procedimiento invasivo está absolutamente exento de riesgos importantes, incluyendo el de mortalidad, si bien esta posibilidad es bastante infrecuente.
De cualquier forma, si ocurriera una complicación, debe saber que todos los medios técnicos de este Centro están disponibles para intentar solucionarla.

RIESGOS PERSONALIZADOS

 

OTRAS ALTERNATIVAS:

  • Osteotomías para alinear la pierna.
  • Artrodesis (fijación de la articulación, mediante injertos o tornillos para evitar el dolor).
  • Tratamiento conservador mediante Rehabilitación, uso de bastones y pérdida de peso, para disminuir el dolor  articular o en los casos en los que exista contraindicación quirúrgica.

Si después de leer detenidamente este documento desea más información, por favor, no dude en preguntar al especialista responsable, que le atenderá con mucho gusto.

ASPECTOS QUE DEBE TENER EN CUENTA DURANTE SU RECUPERACION:

ü  Mantendrá  tratamiento con Hibor® 3.500 u.i.  vía subcutánea al día, hasta que se lo indique el médico.

ü  Debe volver a revisiones periódicas, hasta alcanzar el mejor estado clínico posible para la enfermedad y tratamiento señalados.

Normas posturales:

  • El primer día debe permanecer en reposo en cama boca arriba.
  • La cadera tiene que estar en abducción, es decir con las piernas separadas. Para ello se puede colocar una almohada (a lo largo) entre las piernas durante 2 ó 3 días.
  • No debe rotar las piernas hacia fuera, los dedos del pie estarán siempre hacia arriba (estando tumbada).
  • Empezará a sentarse con ayuda al día siguiente de la operación o a los dos días de la misma (según indicación médica).
  • Debe hacerlo siempre en silla alta y con reposabrazos.
  • NO PUEDE:
    • Cruzar las piernas.
    • Sobrepasar el ángulo de 90º entre las piernas y el tronco.
    • Inclinarse hacia delante al estar sentado.
    • Levantar mucho la rodilla hacia el pecho al estar sentado.
    • Acostarse sobre el lado no operado.
    • Girar la pierna operada hacia dentro ni hacia fuera. Debe mantener la cadera alineada.
    • Girar el cuerpo sobre la pierna operada.
  • Cuando comience  a caminar (según indicación médica), lo realizará con un andador o con muletas. Comience con distancias cortas, y progresivamente vaya aumentando las distancias. Debe dar varios paseos a lo largo del día alternando con los ejercicios a realizar en la habitación y el reposo en cama.

 

Ejercicios en el postoperatorio:

Estos ejercicios debe empezar a realizarlos tras la intervención quirúrgica, en cuanto esté en su unidad de hospitalización y se encuentre con fuerzas. Si tiene dolor solicite analgésicos al personal de Enfermeria.

Tumbado/a en la cama haga:

  • Ejercicios isométricos del cuádriceps: Apriete el músculo del muslo durante 5-10segundo y a continuación relájelo durante 30 segundos. Repita este ejercicio 10 veces y descanse un rato. Para comprobar que lo está haciendo de forma correcta coloque la mano encima del muslo y notará la contracción del músculo.
  • Ejercicios isométricos del gluteo: El mismo ejercicio, pero esta vez la contracción será del músculo glúteo.
  • Flexión y extensión de ambos tobillos: Doble el tobillo hacia arriba y hacia abajo, contrayendo los músculos de la pierna. Esto lo hará durante 2-3 minutos cada cuatro horas del día.
  • Elevación de la pierna: Con la pierna estirada, apretando el músculo del muslo, intente levantarla del plano de la cama unos centímetros. Manténgala elevada 5-10 segundos y bájela lentamente hasta volver a apoyarla en la cama.

Recomendaciones:

  • Para levantarse de la cama (por el lado de la intervención intervenida): acérquese al borde de la cama, saque primero la pierna operada en posición horizontal, y saque a continuación la pierna sana. Sentada en el borde de la cama, levántese apoyándose en la pierna sana y en las muletas o andador.
  • Para acostarse (por el lado de la cadera intervenida): Siéntese en el borde de la cama, suba a la cama la pierna no operada y después la pierna intervenida manteniéndose recta.
  • Para sentarse: Agárrese a los brazos de la silla y manteniendo la espalda recta, siéntese con la pierna operada estirada, después puede flexionar la rodilla. Recuerde que debe mantener el ángulo de 90º, evitando sentarse en silla o sillones bajos o blandos. Recuerde también no cruzar las piernas y manténgalas un poco separadas.
  • Para meterse en el coche: Irá mejor en el asiento delantero y que este esté bien echado hacia detrás. Abra la puerta de delante, colóquese de pié mirando hacia fuera, siéntese e introduzca la pierna sana sin girar el cuerpo. A continuación gire el cuerpo metiendo en el coche la pierna operada recta. Para salir, hará lo contrario teniendo en cuenta que la pierna operada debe salir antes que el resto del cuerpo y de ponerse en pié.
  • Para realizar la higiene personal: Es más aconsejable que usted se duche en lugar de bañarse. Coloque un taburete alto dentro del baño y siéntese en él mientras se ducha para evitar caídas y resbalones.
  • Para calzarse y ponerse los calcetines: Utilizar calzadores de mango largo y pedir ayuda para ponerse los calcetines. Utilizar zapatos de cierre elástico… para no tener que agacharse para atar cordones.
  • Calzado: Debe utilizar zapatillas y luego zapatos cerrados por detrás, de modo que el pié quede recogido y no exista peligro de que se le salga la zapatilla y pueda caerse. Utilizar calzado de suela antideslizante y con un poco de alza para evitar la hiperextensión de la rodilla.
  • Peso: Procure no aumentar de peso o reducirlo si existe sobrepeso, para evitar sobrecarga de la articulación operada.
  • Adecuar mobiliario: Evite suelos deslizantes, alfombras, cables, procure que no existan objetos que impidan la deambulación. En el cuarto de baño utilice elevador en el WC y tenga especial cuidado en colocar antideslizante en el baño o ducha.

Signos de alarma

Si aparecen estos signos debe acudir a su medico:

  • Dolor agudo y súbito.
  • Rotación externa de la pierna intervenida.
  • Acortamiento del miembro.
  • Imposibilidad para el movimiento
  • Fiebre.

 

 

Consentimiento

Yo, D/Dña., doy mi consentimiento para que me sea realizada UNA PROTESIS ARTICULAR DEL MIEMBRO INFERIOR y se utilicen las imágenes de las pruebas diagnósticas para realizar el informe así como para fines científicos.
Se me ha facilitado esta hoja informativa, habiendo comprendido el significado del procedimiento y los riesgos inherentes al mismo, y declaro estar debidamente informado/a, según dispone el artículo 10.6 de la Ley General de Sanidad, habiendo tenido oportunidad de aclarar mis dudas en entrevista personal con el Dr. ,

TESTIGO

D.N.I.:

Fdo.:

PACIENTE

D.N.I.:

Fdo.:

MEDICO

Dr/a: ,

Nº de Colegiado:

Copia para el cirujano